A propósito de las elecciones en Ticolandia

with No hay comentarios

Este proceso electoral nos ha servido a todos para identificar lo que nos mueve como personas: qué nos motiva, a qué aspiramos, con qué nos identificamos, cuáles y quiénes son nuestras prioridades en la vida.

Hemos descubierto a la brava, que quizás no somos tan pura vidas, ni tan tolerantes, ni tan inclusivos, ni tan lectores ni tan pacientes, ni tan valientes, ni tan mucho de un montón de cosas. Y de los descubrimientos personales no creo que nadie se salve. (Qué linda la suerte desarrollar la autoconsciencia y poder ver hacia adentro de vez en cuando).

Sin embargo; debo decir que rescato de todo esto, mi admiración por todas las personas que publican todos los días algo relacionado con su posición al respecto de lo que está sucediendo en el país. No creo que ninguna persona se crea experta en política, simplemente tienen convicción y están haciendo uso de su libre expresión para manifestar su posición y defender sus puntos. A los que admiro, no es a los que comparten memes de burla o “reposteados” y rebuscados, sino a los comparten información valiosa. Opiniones estudiadas, basadas en hechos, apegadas a la realidad.

Luces de esperanza. ¡Aún hay esperanza, Costa Rica! Fotografía tomada por Majo en el Paseo Colón en Diciembre 2017.

Tengo mi posición al respecto, pero no la publico porque encuentro sumamente cansado repetir lo que quizás para mí, es obvio. Pero como para otros puede no serlo, también yo, he descubierto que no tengo la suficiente paciencia para lidiar con eso. Si le sumo el machismo, sarcasmo e irracionalidad de algunas respuestas, aún menos se me antoja sumergirme en la odisea.

Pero sí quiero reconocer y felicitar a todos esos que lo han compartido su opinión respetuosa y estudiada. A los que lo siguen haciendo. A los que lo seguirán haciendo. No debería existir la manipulación, intentar silenciar al otro y decirle que su discurso es aburrido, cansón o que simplemente no debería decir lo que piensa. Si a UNO no le gusta o no está de acuerdo, ignora. O comenta, pero de manera respetuosa y fundamentada.

Bandera de partido en carro – Fotografía tomada por Mile, 28 de Marzo, 2018. San José, Costa Rica.

Claramente existen publicaciones que podemos obviar por completo. Pero qué enriquecedor y esperanzador me resulta leer comentarios con contenido. Explicativos. Que buscan influenciar la opinión de los indecisos sin forzarla. ¡Ojalá sigan existiendo esas publicaciones por los siglos de los siglos! Las necesitamos y necesitamos a esa personas valientes que se atreven a lidiar con respuestas sin mucho sentido, respuestas a la defensiva, respuestas sin contenido.

Siempre admiré a mi papá porque no se guardaba sus pensamientos cuando de defender a otros o a sus ideales se trataba. Todavía aspiro a desarrollar más esa valentía. De momento diré que nunca podría apoyar a alguien que promueva la exclusión, la manipulación o el irrespeto.

Y que de nuevo, aplaudo a esos valientes que se expresan libremente. ¡Gracias, maestros de vida! ¡Adelante! 

Leave a Reply